Teatro

Por Fer Blanco.

“Ocaso” de Juan Ignacio González e Ignacio Torres es la historia de un momento particular, en un lugar particular. Un campo donde muere un niño a causa de los agrotóxicos. Pero también es una historia más general, de irregularidades que causan la muerte de quienes menos tienen, de vidas vacías y llenas de propiedades, de pérdidas que no tienen razón de ser y de juegos de poder.

Predomina el marrón, la madera, las bombachas y las boinas. Enseguida podemos ubicarnos en un campo. La escenografìa está compuesta por caminos que se unen y se alejan a la vez, como en dado de 5. Poco a poco iremos conociendo la historia de cada uno de los personajes: El dueño del campo, su esposa, el casero, el hijo del casero, el amigo del casero y un aviador que fumiga.

Fumigar a través de una avioneta parece algo innovador, algo que incrementará la productividad. Parecería que no hay peligro, pero las lluvias complican algunas cosas, comienzan a aparecer síntomas extraños en el niño del campo y finalmente muere. Mientras la esposa del dueño, aburrida de su vida de lujos, descubre que puede divertirse y sentir adrenalina con un amor prohibido.

Hay algo particular en el modo en que se va contactando la historia. Se va produciendo un tejido de micro relatos, reflexiones íntimas, confesiones, recuerdos de diálogos compartidos: distintos puntos de vista que se van conectando entre sí, como la escenografía misma. Hay algo en la intimidad del relato, acompañado por la música de una guitarra que no deja de sonar, y una iluminación tenue y envolvente, que nos permite empatizar con los personajes, entenderlos en su particularidad, pero no así perdonar la muerte de un niño por el deseo de generar mayor plusvalía.

La puesta logra meternos en el relato, nos lleva en distintos tiempos, nos sensibiliza, nos permite hacer un recorte y luego expandir las preguntas. ¿Qué hacemos con la tierra? ¿Cómo tratamos al otro? ¿Qué importa y qué no? El “ocaso” no es solo la puesta de sol, sino también la decadencia o desaparición de algo.

“No se trata de hablar, ni tampoco de callar: se trata de abrir algo entre la palabra y el silencio”.
Roberto Juarroz.


FICHA TÉCNICA
Dramaturgia: Juan Ignacio González e Ignacio Torres.
Actúan: Mario Bodega, Nacho Bozzolo, Sergio Calvo, Julián Chertkoff, Pablo Ragoni, Juan Tupac Soler y Cecilia Ursi.
Músicos: Clara Maydana.
Diseño de vestuario: Nadia Sandrone.
Diseño de escenografía: Julieta Potenze.
Diseño de luces: Lucía Feijoó.
Realización escenográfica: Silvia Spina.
Redes sociales: Romina Giselle Asat.
Realización de vestuario: Sofía Giacomucci.
Música original: Clara Maydana.
Fotografía: Federico Pérez Gelardi.
Diseño gráfico: Madi Gamondés.
Asistencia de dirección: Elina Aducci.
Prensa: Luciana Zylberberg.
Producción ejecutiva: Cintia Zaccolo.
Coordinación de producción: Zoilo Garcés.
Colaboración artística: Ignacio Torres.
Dirección: Juan Ignacio González.