Teatro

 

Por Fernanda Blanco

Publicada en la web del Área de Comunicación y Artes Escénicas - artesescenicas.sociales.uba.ar


Entramos al teatro y ya el foyer es una fiesta, algunos tienen bocas grandes rojas, otros medias de red, pelucas, batas como de quirófano, guantes de látex, y hasta un pequeño velo. La gran mayoría de los espectadores saben lo que vienen a ver, esperan la sorpresa de la versión pero conocen la historia, el código. Pero también hay otros espectadores, curiosos, que llegaron atraídos por la gráfica, la prensa, los actores o algún comentario que recibieron y empiezan a percibir poco a poco con lo que se va a encontrar.

Por Fernanda Blanco

Tres mujeres esperando un tren que no llega en algún pueblo tranquilo del interior de Buenos Aires. Tiempo después llegan dos mujeres más, en total cinco amigas. El velorio del marido de la sexta del grupo, ahí en ese pueblo. El clima es triste, es tenso, hay mucho que no se dice, muchos secretos, pero ahí están, todas juntas.

Es jueves, 21 hs, tocamos en timbre, caminamos por un pasillo que parece largo pero lo no es, encontramos un cartel y “La Pausa”, estamos en uno de esos teatros que se destacan por lo acogedor, nos dan una entrada que parece un premio y felices ingresamos a ver “Debe ser el humo”.

 

Por Patricia Di Salvo

Gabriela Mistral o el lirismo desgarrado.
La voz de la gran Gabriela se abre paso, y fluye en las palabras de la actriz.

 

Se encuentran después de dos meses en un viaje que habían pagado antes de su separación, pero que habían deseado desde que se conocieron a los siete años: la luna. “Te quiero hasta la luna” es una comedia romántica tierna, dulce, con canciones y guiños de humor.

 

Por Patricia Di Salvo

 

Alicia, artista recién divorciada,  se muda a una casa sin luz y sin gas.

 Por Fernanda Blanco

 

La compañía Circo Negro cumple sus primeros diez años y decide festejarlo en el Club de Trapecistas con “Aniversario”, que ya se va pero que vuelve en unos meses.

 

Un homenaje a Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota hecho Musical, un ganado que repudia toda dominación inclusive cuando se sabe en ella, una puesta preciosa desde lo acústico y visual, un Mundo Redondo que se presenta por unas pocas funciones en Border, el primer teatro sustentable del país.

 Por Fernanda Blanco

 

Casi una historia de amor, casi un drama, casi una comedia, o tal vez un poco de esas tres. “Sólo hay ligación sin la complementariedad es exacta” de Ignacio Torres, se puede ir a ver los sábados en el teatro Anfitrión.