Libros

 

Oriunda de Nueva Zelanda y amiga de escritores tales como D. H. Lawrence y Virginia Wolf, Katherine Mansfield fue una joven escritora de cuentos que se enmarcaban en un lugar y un momento en particular, contando a través de la cotidianeidad un poco de la ideología reinante de la época.

 

Reconocerse en los personajes resulta sencillo, sabemos lo que sienten y entendemos cómo piensan, alguna vez fuimos ellos y a la vez no lo somos. Sentimos la felicidad, la decepción, la curiosidad, el amor, el tedio, la culpa, y se vuelve increíble la forma de contar tanto con tan poco. Un hecho cotidiano, un gesto, lo que sucede y lo que no, lo que se queda con las ganas de ser.

Un viaje imprudente es una recopilación de cuentos de todos los libros de Katherine Mansfield, los tres publicados cuando vivía (En una pensión alemana, Felicidad y La fiesta en el jardín) y los dos póstumos (El nido de la paloma y Algo pueril).

 

Como bien describe Delia Pasini en el prólogo del libro “uno de los rasgos más notables de Katherine Mansfield es la ironía, el agudo sentido del humor puesto de manifiesto o deslizado como al pasar, mechado con descripciones realistas. Y estas descripciones ocurren en el plano visual; sin adjetivaciones, sin explicitar propósitos o desgranar ninguna ideología, le basta un gesto, una escena, una situación o un silencio para sugerir sentimientos, personalidades y actitudes”. La narrativa de esta autora se vuelve sumamente descriptiva, apelando a todos nuestros sentidos sintiendo lo que ella quiere que sintamos.

 

Un viaje imprudente nos trae historias ajenas, tan íntimas como sinceras, tan enmarcadas en un contexto histórico pero cercanas, historias de sentimientos, sensaciones, impulsos y extrañamiento que son atemporales, son tan nuestros como ajenos. Y es que tal vez, todas esas cosas que Katherine se preguntaba y volcaba a una hoja en forma de ficción, tal vez todas esas dudas aun existan y nosotros nos hagamos las mismas preguntas, solo que las formulemos de distinta forma.

 

Katherine Mansfield es una autora que sorprende por su forma de contar, por endulzar la imaginación con el relato y generar ese disfrute en el modo en que bailan las palabras de cada hoja.