Cine y Música

Por Santiago Sourigues

 

BestiaNicolás Carou y Felicitas Colina se presentaron el último jueves 24 de marzo en el espacio cultural El Universal.

Bestia es un dúo formado por Paloma Iturri y Veronica Gerez, dos músicas que arriba del escenario logran transformarse en una unidad. Bestia tiene apenas un año de vida, pero cuenta con un gran presente y, por cierto, un promisorio futuro. Solventadas en el virtuosismo y en la extraordinaria precisión de Iturri en teclados, el siempre jovial aporte del ukelele, en las manos de Gerez, y, sobre todo, en el cautivante dúo vocal de extraordinario vuelo melódico (que, indudablemente, remite al también dúo Perotá Chingó), las artistas no decepcionaron, con sus canciones LloroBestia, la sombría y psicodélica CorreMi primera opción, y Waltz de murga.
En formato también de dúo, pero por motivos excepcionales (el arte emergente es un del trabajo a pulmón, y esta no es la excepción), Nicolás Carou repasó junto a Santiago Bravo, percusionista de la banda habitual de CarouEl aparato de golgi, las canciones de su primer EP, El dilema del erizo, y de su nueva placa La película, presentada de a capítulos por Carou a través de la plataforma Bandcamp, tan habitual para los cantaoutores, por la comidad de uso tanto para los artistas como para los usuarios.

Carou se mueve con extrema naturalidad arriba del escenario, con la intención siempre presente de incluir a todos los espectadores dentro de sus canciones, y con una también notable pretensión de acompañar más que conquistar a la audiencia, logrando, por supuesto, el efecto de la victoria. Para ponerlo sencillo, Carou quiere que su música sea el ambiente (no estar en, sino ser el movimiento, dice Jorge Drexler en su último disco, de innegable influencia en el argentino).

Y huelga decir esto, porque no es sólo algo que intente plasmar en su show, sino que también de ese modo concibe su música. Melodías con aire de bossa, relatos en clave de hip-hop (seguramente tomados de su época con Miss Bolivia), mucho de canta-autor rioplatense (el mencionado DrexlerEduardo Mateo), y un preponderante uso del chorus en la voz, van construyendo un estilo en este artista que quizás tenga, entre sus mayores virtudes, saber elegir de quién rodearse (El aparato de Golgi, su banda, es excepcional; Tomás Amante, la joven promesa de la escena, es colaborador habitual, al igual que Santi Martínez, tecladista de El Kuelgue,y formó parte de la mencionada Miss Bolivia, de reconocimiento nacional).

Pasaron, entonces, Tus manos al viento (en una memorable versión con Paloma Iturri y Verónica Gerez,de Bestia), Assado é otra cosa (prácticamente, un rap), Cuantas vueltas, todos de El dilema del erizo, y la presentación de dos tracks de La películaTarde, yVino para quedarse. El restante track del nuevo álbum, ausente en el show, fue grabado y cantado por el australiano Axel Mark Gotlieb.

Finalmente, llegó el turno de Felicitas Colina Cornejo, que viene de presentar su primer disco, Amores gatos, a fines del año pasado, en la Casona. Oriunda de Salta, Colina cuenta con una dulce voz y una sólida banda, con canciones con mucho swing, siempre pendulando entre la melancolía y la alegría, entre la nostalgia y el regocijo. En ese sentido, el aporte del blues resulta fundamental.

Compuesto de diez canciones, Amores gatos, en alusivo juego con el nombre de la cantante, es un disco al que no le sobra nada, con canciones claramente maceradas y selladas por el paso del tiempo (Colina venía trabajando en algunas de ellas desde hace ya un tiempo), y que ven la luz junto a otras composiciones más recientes de la misma placa.

En lo que respecta a la presentación, los aportes de Baltazar Oliver, en sintetizadores, y de Sofía Simesen De Bielke, asoman como sobresalientes para generar el clima y la atmósfera ideal sobre la cual apoyar la dulce voz y agradable guitarra de Colina. La guitarra base de Joaquín Lagos contribuye también a esa atmósfera, complementados por Guillermo Salort en percusión.

Así, se fue una noche más de música en El Universal, un lugar que, por sus comodidades y ubicación (a solo una cuadra de Plaza Serrano), se erige como uno de los preferidos por los músicos de la escena emergente porteña. 

 

Felicitas Colina:
www.felioficial.com
w
ww.facebook.com/felimusicaoficial 

Nicolás Carou:
www.nicolascarou.bandcamp.com
w
ww.facebook.com/nicolas.carou

Bestia:
www.facebook.com/Bestia- 468358926671106